Páginas

13 abr. 2013

Brownie clásico... en el club de los viernes...

Buenas noches...

estoy un poco consternada desde esta tarde... y me he decido compartir algo dulce para así quitarnos el sabor amargo que a veces tenemos...

Me he terminado el libro que estaba leyendo. En principio, iba a ser una novela poco trascendental que sólo me iba a proporcionar entretenimiento y alimentar esa parte cursi mía, que cada vez tengo más desarrollada según mi entorno. La novela se titula EL CLUB DE LOS VIERNES, es bastante conocida así que seguro que habéis oído hablar de ella, o por lo menos la habéis visto de pasada en alguna librería. 

Hace unos meses, mi madre y yo ojeábamos libros en una librería y quería llevarse algo. Desde hacía tiempo quería leerme este libro. Sí, es cursi, no trata ni de filosofía, ni de teología profunda, ni de arte abstracto del XX, pero así soy yo de variada. Y esa parte de mí que disfruta con cosas sencillas me gusta. Pues la animé a que se lo comprara para así luego yo leérmelo ya que mi bolsillo lleva vacío ya hace tiempo para poderme comprar libros. 

Como intuía, a mi madre le aburrió el libro y en un par de semana me lo llevé a casa. Tenía otras cosas para leer (prometo más académicas) y no lo había empezado hasta hace unas semanas. En realidad, no ha sido un libro que me haya enganchado especialmente. Cuando lo leía me gustaba, me entretenía y me sacaba ese lado tierno mío a lo Chicas Gilmore, pero luego no sentía la necesidad continua de buscar un momento para poder acabarlo. Por eso he tardado en acabarlo. 

Cuando me pongo tontona recurro a la lectura, y así, la ansia se me alivia. Pues hoy, después de comer, me acosté en el sofá, al sol de la tarde, y en un ambiente maravilloso... con los animalitos de fondo en la tele, con Fran durmiendo en el otro sofá y yo cogiendo sol repochada, me acabé el libro... y uff.... que llantina por favor... pero vaya! nada de una lagrimita, llorando como una niña pequeña!!!! unos lagrimones, un ruidito de pecho... pero que final más triste por favor...


Seguro que si no estuviera en mi día tonto, ese llanto hubiera sido más pequeño y más breve (aunque a sensible y llorona no me gana nadie), pero es que no paraba de llorar!!! No quiero decir por qué... no quiero fastidiar a la cursi que me lea y quiera leerlo, aunque ya he revelado que es para llorar al final.

Fran dice, "pero cariño! es ficción!" jajajajja, que gracioso, menos mal que me lo dijo porque pensé que le había pasado eso a la protagonista de verdad, jajajajaj. Pero claro, aunque sea ficción, esas cosas pasan... puedes estar en el mejor momento de tu vida.. que las cosas se te hayan encaminado un poco... que hayas solucionado algunas cosas que tenías pendiente... y ahí, cuando estas saboreando el momento... plafff... adiós... te vas y dejas a todos llorando por tu ida porque el Señor te llevó....

Cuantas personas se pasan la vida trabajando duro, pensando en que llegará el día en que se jubilarán y podrán tener ese tiempo libre que ahora no tienen... y cuando llega, una enfermedad se los lleva o le rompe su calidad de vida... cuantas personas hoy se despiden de nosotros para luego no volver más... es triste pero vamos... irremediable...


aiiisss.... seguro que alguno ya ha pensado en alguien que perdió cuando menos lo merecía... porque a mí también me ha venido a la mente.... la vida...

BUENO! para endulzarnos este primer CLUB DE LOS VIERNES!!! traigo una cosa rica rica, que como mínimo nos alivia el alma, CHOCOLATE! jijiji

Mi especialidad en brownies es el BROWNIE-OREO, que en otro momento subiré la receta. Pero mi hermana el otro día me pidió que hiciéramos otro para un amigo muy especial, Samuel, que cumplió años esta semana (Felicidades Samu! que sé que me lees). 

Pero quería un brownie con un sabor menos intenso (a la boba no le gusta el chocolate negro). Así que estuve buscando y encontré uno perfecto, el brownie clásico (vamos, no me compliqué...)  Lo encontré en el blog El monstruo de las galletas, un blog estupendo, especializado en galletas, como su nombre indica, aunque también hace más cosas.

Pues nos pasamos el martes mi hermana y yo en la cocina. Hicimos más cositas y las iré subiendo este fin de semana. Y al parecer gustó mucho todo lo que llevó a la sorpresa que le organizó a su amigo Samuel. Qué agradable es tener cerca a personas que se preocupan porque sonrías y pases un buen rato... yo soy afortunada :) 

Bueno, no me enrollo más que se nota que estoy muy trascendental esta noche....

un besote enorme a todo el que me lee... hasta pronto!
































Antes de despedir la noche, comparto un tema que me gusta muchísimo y que escucho cuando estoy así de boba... good night...






3 comentarios:

  1. Ohh!!! no había podido leer la entrada, muchas gracias :) jejeje sí, sí leo las entradas, jeje me encantan.
    Los Brownies tubvieron éxito jeje he de decir que no duraron más de 2 días, y por supuesto, ¿quién fue el primero y el último en darle un mordisco? Meeee!!! jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Samu! ya sabes, un privilegiado por tener un brownie tan rico por tu cumple, jijiji. Eso porque me ayudó mi hermanita ;)

    ResponderEliminar
  3. un brownie completito he de decir jejeje, estaba muy rico jejeje algún día se podría con alguno presente para probarlo calentito jijijij :D :*

    ResponderEliminar